01Oct 2020

La leche condensada es una buena alternativa para disfrutar de un rico café.

Ésta opción seguro te gustará ya que a pesar de su sabor dulce, el café no pierde su consistencia.

Además esta opción helada te va a refrescar en esos días de calor.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de café soluble
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • Leche condensada al gusto

Preparación

  •  En un recipiente coloca el café y el agua hirviendo, mezcla hasta diluir bien el polvo. Una vez hecho el café, refrigera.
  • En la licuadora, vierte el café frio y la leche la leche condensada. Licuar hasta conseguir una integrar todos los ingredientes.
  • Para servir, coloca cubos de hielo en un vaso y vierte el café previamente mezclado, puedes añadirle más leche condensada para decorar.