10Feb 2021

De origen peruano, baja estatura, temperamento variado; pero con grandes destrezas y talento en el fútbol súper sénior. Así definimos a nuestro invitado de hoy, el socio: JOSÉ “PEPE” BUSTAMANTE.

Pepe, forma parte de esa avalancha de inmigrantes que vieron al país hace 46 años; para colaborar con el desarrollo y crecimiento industrial de nuestra bella ciudad Guayana. Laborando por más de 25 años en una empresa básica del sector aluminio; se incorporó al grupo de socios del CIVG en el año 1989, gracias las gestiones y motivación del expresidente Claudio Santinato (+).

Padre de tres hijos, quienes al igual que él, han visto crecer  en sus diferentes etapas el desarrollo del CIVG. En especial su hijo, el popular “ Pepito”.

En el ámbito deportivo, desde niño se inclinó por el fútbol; deporte que por tradición es el más practicado en su país natal. Tomó destreza pateando la pelota contra la pared, posteriormente haciendo conducción de balón; lo que en breve tiempo lo convirtió en un excelente jugador ambidiestro. A los 14 años; vistió su primera camiseta con un equipo local; ya a los 15 años participó en el reconocido evento Nacional de Regiones Copa “República de Perú”, representando a la región del Norte de  Chico. Torneo que sirve de ascenso al equipo campeón, para ingresar al Fútbol Profesional Peruano.

Sus inicios no fueron fáciles, para probar suerte tenía que viajar por lo menos tres horas entre provincias, para llegar a tiempo a los juegos. Practicó en la reserva del equipo de la “U”, no contando con mucho apoyo y suerte; aunado al poco desarrollo de sus atributos físicos corporales. Sin embargo, la perseverancia y talento le permitió ingresar a los equipos profesionales de primera división el Porteño F.C y la Juventud de Palma, en la Provincia de Guacho.

Además del fútbol, “Pepe” también es amante y practicante del frontón, tenis de playa, tenis de mesa y cancha, karate, pool italiano y billar. Tomó el baloncesto como actividad física y complementaria para su crecimiento, no obteniendo el resultado esperado. Entre las figuras del fútbol peruano, es admirador del mediocampista, mundialista y máximo referente Teófilo “El Nene” Cubillas.

Desde el año 1989, está representando al CIVG en la disciplina de fútbol sénior; gracias a la invitación de Paolo Annarelli, Sabatino Cenci (+) y de su gran amigo Miguel Amaya. Comenta “Pepe” que en aquellos tiempos se practicaba el fútbol en cancha de arena, los equipos se autofinanciaban; a través de los avisos publicitarios en la cancha de fútbol y por la venta de bebidas en cada juego. Son muchos los momentos de alegría, nostalgia, rabia y sufrimiento que le ha tocado compartir durante más de 30 años de participación en los diferentes equipos y en la Comisión de Fútbol del CIVG.

Entre sus mayores logros aún recuerda los títulos de campeón estadal y nacional en la categoría veteranos en el año 1996. A nivel de los Juegos Nacionales de la Federación Deportiva de Clubes Ítalo Venezolano, ha participado en diversas ediciones donde ha logrado celebrar tres títulos de campeones y tres de sub campeones en la categoría máster. “Pepe” comenta: “todos los juegos siempre eran una final anticipada, todos los equipos le querían ganar al Ítalo”. Desde el año 1989 ha cumplido funciones como delegado del equipo sénior ante la Asociación de Fútbol del Estado Bolívar y de la Liga Sénior. En el año 2005, recibió el galardón del Atleta del Año por parte de la Junta Directiva y la  Comisión de Fútbol del CIVG

Como mensaje final, nuestro invitado expresa que el CIVG debe ser más celoso con sus jugadores en todas las categorías; ya que hay clubes o escuelas “cazadores” de talentos que una vez formados los jugadores en nuestra escuela  se los llevan, sin hacer algún aporte por su formación.